Automóviles Verdes, FCV.

La tendencia ecologista se ha impuesto en los automóviles también, y por suerte no es solo una moda. Está claro que los vehículos del futuro no pueden depender del petróleo para funcionar, y algunas marcas de automóviles ya se están anticipando.

Automóviles Verdes

En la actualidad las fábricas automotrices siguen rediseñando sus esfuerzos por ofrecer al mercado vehículos que reflejen el nuevo estilo de vida de sus clientes. La estrategia es seguir acrecentando la industria de los llamados “automóviles verdes”.

Así es como se está tratando de hacer automóviles más eficientes, y económicos. Y, la gente está acompañando esto, comprando automóviles eléctricos o híbridos.

Tipos de “automóviles verdes”

Los automóviles verdes que se están encontrando en el mercado son total o parcialmente eléctricos (híbridos). Esta es la apuesta de todas las marcas, quienes creen que las baterías y los generadores eléctricos representan el futuro en el corto plazo, un puente entre los carros del ayer, entre los carros del hoy y los carros del mañana. Eléctrico para las masas, para todos los segmentos, es la consigna.

 

Pero aunque parece demasiado bueno para ser verdad, en Japón ya expusieron los automóviles con células de combustible, son vehículos que se desplazan con una fuente inagotable de poder y que además no contaminan el medio ambiente.

Este tipo de vehículos, llamados también “autos verdes”, pueden ser la solución a la contaminación, al calentamiento global y a otros problemas ecológicos causados por los autos convencionales, ya que no contaminan el medio ambiente y los productos de desecho de su funcionamiento son calor y agua.

Muchos de los grandes productores de automóviles del mundo desean fabricar vehículos FCV (vehículos con células de combustible, FCV por sus siglas en inglés) para el consumo masivo.

Sin embargo, los fabricantes de autos no han logrado resolver el problema de cómo producir un FCV a precios accesibles y cómo construir las estaciones de carga necesarias.

El alto costo de la investigación obligaría a los fabricantes de autos a cobrar varios millones de dólares por cada FCV, al menos al inicio de la comercialización.

Sabemos que el hidrógeno es el elemento más abundante en el universo, y que las reservas de petróleo son no renovables. Esto significa que incluso los automóviles mixtos, que también necesitan gasolina para moverse, y que están teniendo cierto éxito de mercado, podrían perder sus fuentes de abastecimiento algún día, contrariamente a los autos que se mueven sólo con electricidad, los FCV no tienen que ser recargados con tanta regularidad.

Add a Facebook Comment

Sin comentario todavía

Responder





XHTML: Puedes dejar estas tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>