Presentando el Ecocarnet

Hace poco tiempo ya  que llegó a España esta pequeña guía para conductores que quieren ser responsables con el medio ambiente, la guía para conductores eco sostenible. De promedio  los conductores se pueden ahorrar unos 400 euros anuales conduciendo eficientemente.

Además del conocimiento que hay que tener sobre la conducción en la carretera, es también cada vez más importante conseguir y tener a disposición herramientas que nos permitan conducir de manera correcta, teniendo una responsabilidad ecológica, si se quiere decir, para una mejor calidad de nuestras vidas y de las vidas de aquellos que vienen, porque esas vidas dependen de cómo les dejemos el planeta. El cuidado del medio ambiente no es un tema menor, y el  enorme coste de la gasolina y la finita cantidad de la que se dispone tampoco.

Por lo tanto, muchas empresas están apoyando iniciativas para la mejora de esto, se diría que incluso están tomando cierta responsabilidad en el asunto. De hecho las empresas Fiat, Shell y BBVA presentaron en España el Ecocarnet, una importante iniciativa para proveer las bases para concienciar  a los conductores sobre la importancia de nuestro medio ambiente, y que cada acción que tomamos dentro del vehiculo tiene parte responsable en el mismo.

¿Para qué se quiere un carnet?

En el año 2009 en España circulaban algo así como 21.983.485 automóviles cuando una década atrás eran unos 5.000.000 de vehículos menos. Este ha sido uno de los crecimientos más grandes de Europa, pasando a tener unos 673 automóviles cada mil habitantes, casi un coche por persona…

Frente a esta situación, surge la necesidad de reducir las emisiones de los coches y dando lugar al nacimiento de la guía del conductor Ecosostenible, destinada a aquellos conductores aspirantes a ser conductores ecológicos, donde podrán aprender como reducir el consumo de gasolina, conocerán las principales innovaciones en la tecnología para la reducción de emisiones contaminantes y muchos otros conocimientos.

Parte 2.

URBAN SPIRIT UPV : Ecología en marcha

No se puede negar que las grandes marcas de automóviles están fascinadas con la idea de exponer sus prototipos de vehículos eléctricos de cara a un futuro muy cercano.

Aunque algunos de los grandes fabricantes sostienen que a corto y medio plazo lo más importante es reducir la contaminación que produce el parque automovilístico en general ya que la convivencia larga entre distintas alternativas de motorización parece inevitable. Y esto es así porque mientras no puedan lograr una autonomía de las baterías muchísimo mayor que la actual el uso de los vehículos eléctricos quedará restringido a ciertos segmentos.

Mientras la nueva tecnología no abarate sus costos y por lo tanto pueda ser accesible a la gran mayoría, parece inevitable que por el momento sigan trabajando en el resto de las alternativas. Atentos a esto, los alumnos e investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) han presentado un prototipo de vehículo urbano ecológico llamado “Urban Spirit UPV” en una iniciativa que pretende hacer realidad la movilidad verde.

Shell Eco- Marathon

A tal efecto estarán presentando su prototipo en la Shell Eco-Marathon (competición automovilística que se realiza anualmente en Francia, Gran Bretaña y Finlandia) donde el objetivo es recorrer la mayor distancia con la menor cantidad posible de combustible. El “Urban Spirit UPV” competirá en la categoría “urban concept”,   que está orientada a la construcción de un vehículo lo más parecido posible a los que estamos acostumbrados a ver en las calles.

De qué está hecho

Para la fabricación del “Urban Spirit UPV” han utilizado materiales que comúnmente se utilizan en la industria aeroespacial, como las fibras de carbono y el titanio, lo que junto a su estructura monocasco los llevó a conseguir un vehículo de apenas 160 kilogramos. El objetivo de la UPV es tratar de conseguir un producto que se adapte a las necesidades del público en general y poder transferir los resultados de sus investigaciones a la vida cotidiana de cada uno.

Energía solar, ¿cómo funciona?

Bueno, mucho se está hablando de coches de energía solar, o vehículos que funcionarían con esta energía renovable, como por ejemplo el Globertrotter.

Pero, ¿realmente sabemos como funciona esto de la energía solar? ¿Cómo se componen los famosos paneles solares? Bien en este blog le daremos una breve introducción de lo qué es y cómo funciona esta energía renovable.

Básicamente existen dos formas de utilizar y rescatar energía del sol, utilizando sistemas solares térmicos o utilizarla como fuente de electricidad para sistemas llamados fotovoltaicos.

Sistema fotovoltaico

Vamos a centrarnos en este tipo de sistemas por un instante. Este sistema funciona bajo el principio de capturar la luz del sol para convertirla en energía eléctrica. Esto se hace a través de los paneles solares o fotovoltaicos, que están formados por las conocidas celdas o células solares, quienes son las encargadas de tomar fotones y convertirlos en electrones.

Estás células se conectan en serie en un circuito para poder incrementar la tensión de la línea, al mismo tiempo que se conectan varios de estos circuitos en paralelo para aumentar la producción eléctrica. Esta corriente generada por los paneles solares es continua, por lo que muchas veces para poder utilizar corriente alterna (qué a grandes rasgos  mejora la eficiencia de ésta utilizando esta última forma de corriente y es la que comúnmente se usa en las ciudades), se utiliza un convertidor de potencia.

Las células solares funcionan básicamente de la siguiente manera: los fotones provenientes de la radiación solar, golpean la celda y estas los absorben los materiales conductores que componen la misma, como el silicio. Cuando los fotones impactan,  liberan electrones de los átomos a los que estaban asignados. De esta forma estos electrones comienzan a moverse como lo hacen en la corriente, produciendo los cambios de tensión que generan la electricidad.

Este funcionamiento básico se repite más allá del material utilizado en las celdas solares. El material más común en las celdas que se comercializan hoy por hoy es el silicio, con lo cual los paneles solares además de ser sumamente pesados son bastantes caros.

Por esta razón los científicos a nivel mundial están buscando constantemente nuevos materiales para abaratar estos paneles, aunque la nanotecnología podría dar un giro importante en estas investigaciones para mejor, hasta el punto de poder envasar este tipo de paneles en un spray.