El aire acondicionado necesita el mantenimiento adecuado.

El sistema de aire acondicionado de nuestro vehículo debe revisarse en el taller especializado de manera obligatoria y periódica a los efectos de asegurarnos un correcto funcionamiento y un adecuado desempeño de los recursos que se consumen.

Los expertos nos indican que de lo contrario se empiezan a acumular bacterias, hongos y microorganismos que pueden dañar la salud de los pasajeros, básicamente en lo referido a enfermedades respiratorias, tos o gripe entre otras.

Otro problema que evitaremos con un adecuado mantenimiento es el gasto excesivo e innecesario o una falla del sistema que perjudique o afecte la seguridad y salud del conductor y pasajeros.

En el evaporador del aire acondicionado se empiezan a acumular muchos agentes contaminantes que se multiplicarán muy rápidamente en un ambiente favorable para ellos.

La limpieza y desinfección periódica del sistema de climatización nos puede librar de su presencia y de la tos, estornudos, ojos llorosos, entre otras reacciones.
El cuidado adecuado va a depender de las características de nuestro vehículo, pero en general debe hacerse en el eje de los 15 mil kilómetros de recorrido o al menos una vez al año.

Elementos importantes que deben funcionar bien

Hay varios elementos que son importantes cuando pensamos en utilizar nuestro sistema de aire acondicionado.Uno de ellos es la obtención del confort térmico, eligiendo la temperatura a la que deseamos viajar y el caudal de aire que elegimos recibir y expulsar.

Otro punto importante es la correcta automatización de las funciones de seguridad, por ejemplo el desempañado de vidrios, sin el cual muchos de los recorridos que hacemos habitualmente no podrían hacerse.

Un aspecto del que nos damos cuenta cuando es muy tarde es la tarea de los filtros de aire del habitáculo de nuestro vehículo.La función de ellos es la supresión de malos olores ambientales, ya sea provenientes del exterior o del propio equipo y el filtrado o purificación del aire que estamos respirando dentro del automóvil.

También debe funcionar correctamente la expulsión de condensados, lo que de no realizarse adecuadamente podría dar lugar a la falla general de todo el equipo.
Si empezamos a sentir olor a rancio o encerrado es porque alguno de los filtros no está funcionando como debe y debemos chequearlo, limpiarlo y eventualmente cambiarlo.

Algunos consejos útiles

• Cuando se expone su automóvil al sol, no encienda de inmediato el aire acondicionado sino que debe abrir las ventanillas para recambiar el aire del habitáculo.

• Revise y cambie regularmente los filtros de su aire acondicionado

• Haga controlar el compresor y el aceite necesario para su buen funcionamiento.

• Cuando se viajan a altas revoluciones no es buen momento para encender el aire acondicionado, es mejor bajar las revoluciones de su motor y recién entonces ponerlo en funcionamiento, de lo contrario puede afectar el compresor.

 

El compromiso de Mazda con el medio ambiente

Desde hace un par de décadas el fabricante de automóviles japonés Mazda viene realizando cambios en sus procesos de fabricación que benefician al medioambiente. Dichos cambios se han ido amoldando a las exigencias gubernamentales y al deseo de conservar un planeta limpio para las futuras generaciones.

Retos en marcha

A menos de la velocidad y potencia de sus nuevos modelos como el nuevo deportivo Mazda2 o el nuevo automóvil familiar Mazda5, los retos planteados años atrás tomaron forma y se muestran orgullosamente como un ejemplo a seguir por sus demás colegas de competencia.

La reducción del material residual que se generaba en las fábricas ha sido minimizada a un 55% desde 1990, mediante el aprovechamiento eficaz de los materiales y recursos. De otro lado el hábito del reciclaje ha generado una tasa que supera el 91% en comparación con un estimado de 1996. Hábito que se aplica en sus automóviles cuando llegan al final de su vida útil.

Mazda con la salud y la capa de ozono

Para Mazda la salud de los demás cuenta. Es por tal motivo que ya las juntas y pastillas de freno están libres de amianto. Más conocido como asbesto, del cual se ha determinado por los estudios médicos internacionales que los productos en base a ello provocan cáncer.

Un automóvil terminado tiene muchos detalles en su elaboración que poco conocimiento se tiene sobre su impacto ambiental. Este es el caso del acolchonado de los asientos, reposabrazos y volantes, para los cuales se utilizaba los Clorofluorocarbonos (CFC). Estos gases llegan hasta la estratosfera liberando el cloro de su composición, el cual destruye la capa de ozono. En Mazda ya no se utilizan esos gases.

Todo este esfuerzo de parte de este fabricante ha rendido sus frutos. Esfuerzo validado por la certificación ISO 14001, más conocida como la ISO medioambiental que ha sido recibida por todas sus plantas de fabricación en Japón y en Tailandia.

Así podemos confiar que todos los automóviles de Mazda no solamente son eficientes y con reducidas emisiones contaminantes, sino que desde el diseño hasta su salida de la fábrica se ha pensado constantemente en nuestro único planeta.

Ahorro de combustible para menor contaminación

Una de las enseñanzas que hemos aprendido es ahorrar en combustible. Pero este ahorro no significa dejar de comprar menos gasolina o diesel sino en adoptar otras medidas prácticas que le permitan gastar menos sus reservas y consecuentemente cuidar nuestro planeta.

Consejos para obtener el combustible

Toda actividad relacionada con nuestro vehículo debe ser un arte, en especial cuando se trata del combustible. Al momento de comprar, el tiempo influye, por lo que se recomienda hacerlo en las mañanas o en plena madrugada. En estos horarios la gasolina es más densa debido a las menores temperaturas y cuando usted lo compre se llevará más peso en combustible que en horarios cuando hay más calor.

A esto le puede sumar el buscar una estación donde el combustible cueste menos y que tenga mucha concurrencia, lo que descartará una acumulación de combustible viejo y con contaminantes.

También es recomendable que ubique su automóvil con la tapa del tanque al lado opuesto del surtidor de combustible, esto hace que se extienda la manguera sobre el maletero y que escurra todo el combustible en el tanque.

Reduzca las fuentes de consumo

Podemos encontrar el combustible más económico de la capital pero nuestra forma de conducir puede echarnos a perder todo ahorro. Por regla general, mientras menos carga lleve menos consumo tendrá. Encienda el aire acondicionado solo si es necesario y a una temperatura moderada, mantenga las ventanas cerradas para reducir la resistencia al movimiento, mantenga la presión adecuada de sus neumáticos, disminuya el uso de la luneta térmica y no deje las luces encendidas (excepto cuando hay niebla). Adicionalmente un filtro de aire limpio permite ahorrar combustible, revíselo periódicamente.

Un estilo de conducción marca la diferencia

Evite llamar la atención con su auto nuevo acelerando al momento de arrancar el motor, en cambio, arranque y comience la marcha inmediatamente. En plena carretera cuando comienza a acelerar haga los cambios respectivos rápidamente para disminuir las revoluciones y consumir menos combustible. Mientras más constante sea su velocidad menos consumo tendrá. Y si debe detenerse por más de un minuto es mejor apagar el motor. Por ultimo si solamente necesita ir unas calles cerca, vaya caminando y evite desperdiciar combustible.

Un menor consumo de combustible nos conlleva a contaminar menos al medioambiente. Sabiendo como ahorrar en la compra y las maneras de no desperdiciar el combustible usted será un guardián de nuestro planeta.