La diferencia entre conducir a 120 o 150 kmh – El Consumo

Continuando con esta serie de artículos hoy haremos algunas reflexiones acerca de la diferencia en el  consumo de combustible entre ambas velocidades.

Es muy claro que a velocidad constante nuestro vehículo tiene una energía cinética que lo hace apto para desarrollar el viaje.

Esto quiere decir que si no existieran las fricciones y las pérdidas de energía podríamos apagar nuestro motor y seguir viajando tranquilamente disfrutando de nuestro recorrido en forma uniforme.
Todos sabemos que las cosas no funcionan así debido a que cuando nos movemos desplazamos masas de aire y debemos vencer diferentes fricciones que nosotros mismos estamos causando.

Pensando en estos temas los diseñadores de vehículos, de motores, de cubiertas,  intentan aprovechar de forma más eficiente la energía que se produce al llegar a determinada velocidad, lo que se llama comúnmente la velocidad óptima del vehículo.

Esta velocidad óptima depende de cada vehículo en particular, aunque generalmente ronda los 90 kilómetros en la hora.

Importancia de la velocidad óptima.

Esto significa que si deseamos recorrer una distancia y hacerlo gastando el mínimo de combustible posible, lo mejor que podemos hacer es respetar nuestra velocidad óptima, no teniendo en cuenta para esto los límites máximos de velocidad del lugar donde circulemos.

Aumentando los niveles de velocidad, los consumos de combustible y de dinero se disparan casi con la misma velocidad de nuestro viaje.
Si bien es cierto que la decisión de viajar más rápidamente y gastar más combustible y dinero es particular de cada conductor, hay temas que nos atañen a todos los demás miembros de la sociedad.

Debemos pensar que se están utilizando en forma muy importante los recursos fósiles que hay en nuestro planeta y que su combustión produce una cantidad de gases contaminantes que contribuyen a empeorar el efecto invernadero.

Nuestras emisiones están perjudicado nuestra propia salud por lo que el consumo de combustibles se ha transformado en un problema que no solo debe ocuparse el conductor sino todos los involucrados, es decir todos nosotros.

Por si fuera poco este argumento sanitario, debemos recordar que en general en determinados países el suministro de petróleo no es ilimitado, está sujeto a las reglas de un mercado realmente feroz.

Cada día es más escaso, difícil de extraer y más caro.
Su consumo irresponsable implica un deterioro a los recursos de un país o de una región y las economías basadas en la importación del oro negro se ven gravemente afectadas.

En resumen, la velocidad a la que tú viajes me afecta a mí, pocos minutos de ahorro en tu viaje nos perjudican a todos y nos cuestan muy caros.

 

Diodos de luz en la iluminación automovilística

La utilización de los diodos emisores de luz para vehículos ya no es una novedad. Sobretodo si usted posee un auto contemporáneo. O está al tanto de los cambios tecnológicos aplicados al automovilismo. Las ventajas son grandiosas sobretodo cuando se trata de ahorrar. A menor exigencia eléctrica, menor consumo de combustible o electricidad domestica, dependiendo del tipo de vehículo que usted tenga. Repasemos un poco acerca de los diodos luminosos, y cuales son las aplicaciones más importantes que se les da en un automóvil.

Electrónica de señalización

Algunos recordaremos haber visto a los diodos luminosos (LED) muchos años atrás como indicadores luminosos de diversos dispositivos electrónicos, tales como artefactos de radio, juguetes o instrumentos de medición. Muchos estudiantes de electrónica también han tenido contacto con ellos en sus etapas de formación. Estos diodos fueron reemplazando a los pequeños bombillos incandescentes; la ventaja principal, su menor consumo de energía y su bajo costo.

Poco a poco también entraron en el uso domestico como una opción ahorradora de energía, siendo reemplazo de la iluminación focalizada, reflectores de garaje o jardín. Pero no ha quedado allí su aplicación, ya que también los podemos ver en los paneles publicitarios en avenidas principales o en los de algunos campos deportivos; y en muchos semáforos.

En busca de mejores opciones de ahorro de energía, reducción de emisiones contaminantes, eficiencia y tiempo de vida útil, los fabricantes de automóviles han incorporado el uso de los diodos luminosos en sus vehículos. Y lo mismo ha sucedido con la aviación.

Diodos de luz en el automóvil

En la mayoría de los casos los podemos encontrar en las luces traseras. Esto es, para indicar que se está frenando, o que se va a girar. Una gran ventaja es su visibilidad  incluso en condiciones de niebla. Pero lo más importante es la velocidad de activación. Gracias a esta, el conductor del vehículo precedente puede frenar rápidamente y evitar un accidente en la carretera incluso a velocidades altas (siempre y cuando se esté en las condiciones apropiadas de distancia). En cuanto al consumo de energía se puede ahorrar hasta un 50 %. Además ocupan menos espacio.

Otra aplicación son las luces de marcha, muy importantes para hacerse notar por los conductores del carril contrario, sobre todo en los cruces. Muchos de los accidentes ocurren debido a que los conductores no han visto a tiempo a los demás vehículos.

Por último, no necesariamente tiene que comprar un automóvil nuevo para poder comenzar a ahorrar energía en la iluminación, existen muchos distribuidores de faros de diodos luminosos para modelos anteriores de automóviles.

Nuevo híbrido CT 200h de Lexus

A medida que los antiguos automóviles van pasando de moda y resultan antieconómicos ante los modelos actuales, surge la duda por decidirse entre un auto de reducidas emisiones a base de combustibles fósiles o uno híbrido el cual combina la energía electricidad con el combustible. El Nuevo CT200h de Lexus es un automóvil pensado para el futuro, el cual liderará la amplia gama de vehículos medioambientales.

Características generales

Son muchas las razones por las que un vehículo nuevo atrae las miradas y llena las expectativas del posible comprador. El nuevo CT 200h de Lexus comienza una revolución silenciosa en cuanto al transporte. Este modelo de  puertas posee el exclusivo diseño L-Finesse, más juvenil, audaz y dinámico que sus anteriores modelos Lexus. Ofrece amplio espacio interior, ergonómico, aislamiento acústico y acabados metálicos inmejorables.

Para garantizar un conforte interior, el sistema de aire acondicionado se alimenta de la energía suministrada por la batería. Además cuenta con un sistema de filtros para evitar que el polvo, polen y partículas provenientes de otros vehículos dañen su salud y bienestar.

Lexus Full Hybrid

En la actualidad podemos decir que hay todo tipo de automóviles híbridos. Agrupándolos, se distinguen dos tipos: híbridos medios e híbridos totales. En los primeros, el motor de combustible fósil es la principal fuente de energía, quedando el motor eléctrico como respaldo. Por el contrario, en los automóviles híbridos totales como el nuevo CT 200h Lexus, la principal fuente de movimiento proviene de ambos, la batería y el motor de combustión, los cuales trabajan sin discontinuidades.

Los componentes básicos para este vehículo híbrido total son: Un innovador motor a gasolina de ciclo Atkinson de 1,8 litros, un motor eléctrico de alto rendimiento y una avanzada batería compacta.  Se consigue un funcionamiento libre de problemas hasta obtener una potencia de 136 CV. Las emisiones contaminantes de este automóvil de 1.800 kg (aprox.) van desde 87 g/km y una eficiencia de consumo desde 3,8 l/100 Km.

Hay que resaltar los tres modos de conducción: ECO, el cual reduce la potencia del aire acondicionado y Normal, utilizan ambas fuentes de energía. Mientras que el modo EV le permite tener una conducción casi silenciosa con cero emisiones contaminantes hasta los 45 km/h.

Sin muchas palabras el Nuevo híbrido CT 200h de Lexus le ofrece una opción de conducción emocionante y al mismo tiempo, responsable con el medio ambiente.