Vehículos verdes en Argentina

Sin lugar a dudas, el mundo entero comenzó a tomar conciencia sobre el grave problema del calentamiento global y los efectos del cambio climático. Los automóviles son los principales responsables de la contaminación ambiental y por esta razón cada vez más industrias automotrices buscan desarrollar vehículos menos contaminantes y elaborar combustibles alternativos que no deriven del petróleo.

 

En la Argentina, existen aproximadamente dos millones y medio de automóviles que circulan por las calles de la ciudad de Buenos Aires y autopistas metropolitanas. Este número es alarmante especialmente en los horarios denominados “pico”, dónde el tránsito aumenta considerablemente y además de la contaminación ambiental que generan producen embotellamientos gigantescos y contaminación auditiva.
Leer más…

Tecnología y ecología cada vez más unidas

Paulatinamente se incorporan al mercado automotriz automóviles más amigables con el medio ambiente, desplazando lentamente a los vehículos tradicionales. Tiempo atrás, era una idea totalmente descabellada la creación de un vehículo capaz de funcionar sin producir ningún tipo de emisión y que pudiera ofrecer las prestaciones y comodidades de un vehículo convencional.

La velocidad y la potencia se combinan con el cuidado ambiental, logrando vehículos mucho más eficientes.

Más tecnología, mejores prestaciones

Los automóviles “verdes” tienen capacidades extraordinarias y pueden alcanzar velocidades muy elevadas mediante un motor eléctrico. Este tipo de vehículos poseen propulsores y tecnologías tan novedosas y avanzadas que generan desconfianza y escepticismo en los usuarios de automóviles.

En la actualidad, la búsqueda de tecnologías sustentables y ecológicas no cesa y es gracias a esto que los resultados pueden apreciarse a simple vista.

Toyota, líder en tecnología híbrida

Toyota ha desarrollado el popular Toyota Prius, un híbrido que ha alcanzado casi todos los países del mundo. Posee una tecnología híbrida superior a todos los vehículos existentes y se caracteriza por la capacidad de ahorrar gran cantidad de combustible. Posee dos motores, uno térmico y otro eléctrico, por lo que alcanza gran potencia. Es un vehículo verdaderamente eficiente y emite menos de noventa gramos de dióxido de carbono.

Esta firma fue pionera en introducir vehículos con estas características. En países como Estados Unidos los resultados han sido realmente satisfactorios.

Vehículos verdes de Ford

Ford, por su parte, también ha presentado modelos amigables con el medio ambiente. Como muchas industrias automotrices se ven obligadas a desarrollar tecnologías que les permitan alcanzar y satisfacer las nuevas demandas del público, como así también cumplir con las legislaciones vigentes relacionadas con el cuidado ambiental. Por estos motivos, desarrolló su tecnología Econetic, de gran eficiencia. Uno de estos modelos es el Ford Mondeo Titanium.

 

Combustible ecológico para transporte público

En la ciudad de Bogotá el transporte público como taxis y ómnibus ya está utilizando un combustible ecológico. Dicho combustible proviene de una combinación de aceite de palma con diesel mejorado. Al contener sólo 200 partes por millón de azufre se convierte en un combustible más amigable con el medio ambiente.

Este combustible se vende en las estaciones de servicio y se prevé que se necesitarán alrededor de ocho millones de litros de biodiesel mensualmente debido a que más de 22.000 colectivos y ómnibus junto con los 1060 taxis que circulan por las calles de Bogotá.

Oficialización de este combustible ecológico

En el evento donde se dio a conocer la oficialización de este biodiesel asistieron el presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Biocombustibles, Jorge Bendeck y el secretario distrital de Movilidad, Fernando Álvarez.

Según el secretario, la utilización de este biodiesel será un aporte importante para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de Bogotá. Además, las emisiones de dióxido de carbono serán reducidas por lo que no sólo disminuye la contaminación, sino también las enfermedades respiratorias.

Pruebas piloto del biodiesel

En primera instancia se realizaron pruebas con este biocombustible en ómnibus y demostraron que con esta mezcla las emisiones se redujeron en un 32 por ciento. La utilización de este biocombustible en Bogotá constituye el programa nacional de biocombustibles y se proyecta aumentar su empleo.

Además, es biodiesel será perfeccionado poco a poco, disminuyendo la cantidad de azufre que lo compone a cincuenta partes por millón de este material. De esta manera, la contaminación ambiental podrá detenerse y frenar así el cambio climático que tantos inconvenientes genera en el mundo entera. Bogotá espera poder exportar este biocombustible y alcanzar el mercado extranjero ya que varios países buscan reducir la contaminación producida por el transporte terrestre y frenar el efecto invernadero que tanto preocupa al mundo entero