Diferencias entre conducir a 120 y 150 kmh – Frenado – 1

Seguimos con nuestra serie de comparaciones entre viajar a 120 y 150km/h. Ya vimos algunas cosas referidas al consumo del vehículo y ahora analizaremos como nos afecta la velocidad al frenado de los mismos.

El frenado

La capacidad de un vehículo de reducir su velocidad es algo muy importante. No es necesario esgrimir muchos argumentos para darnos cuenta que quedarnos sin frenos o frenar defectuosamente puede constituirse en la peor pesadilla de cualquier conductor.

Cuando nos enfrentamos a una situación de frenado del automóvil tenemos que considerar que el pavimento ejerce cierta fuerza hacia atrás sobre nuestro vehículo, lo que provoca una desaceleración del mismo.

Esto sucede indistintamente vengamos a 100, 120 o 150 kilómetros en la hora (kmh), lo que si es cierto es que a mayor sea la velocidad que traiga nuestro vehículo más tiempo nos costará detenerlo y por lo tanto seguiremos moviéndonos, recorriendo alguna distancia.

Por si esto fuera poco, el frenado demorará más tiempo a mayores velocidades, acumulando sus efectos ambos fenómenos.

Sin entrar en temas de Física, que no es lo nuestro, podemos afirmar que la distancia recorrida durante la desaceleración no es proporcional a la velocidad que traiga nuestro automóvil, sino a su cuadrado, lo que es muchísimo peor.

Para poner un ejemplo, duplicando la velocidad de nuestro automóvil estamos cuadruplicando la distancia que necesitamos para frenarlo totalmente.

En la serie de casos concretos que venimos analizado, por ejemplo, pasar de 120 kmh a 150 kmh implica un aumento de un 25 por ciento en nuestra velocidad, sin embargo, necesitaremos un 56 por ciento más de distancia recorrida para frenarlo.

Veamos algunos números reales

En un vehículo de una tonelada de peso y cuyos frenos sean capaces de ejercer una fuerza de hasta 8.300 Newtons (eso equivale a soportar unos 850 kilos) produciremos una desaceleración de 8.3 metros por segundo al cuadrado, es decir que durante un segundo nuestra velocidad se puede reducir 30 kmh

Es fácil deducir que si comparamos las velocidades de 120 y 150 kmh podemos afirmar que nuestro vehículo demorará casi todo un segundo en detenerse si venimos más rápido.

Si vamos a 120 kmh nuestro recorrido de frenado será de 67 metros pero si venimos a 150 kmh habremos avanzado 105 metros.

En la próxima entrega continuaremos analizando otros elementos comparados, como el tiempo de reacción y la seguridad en general.

 

Add a Facebook Comment

Sin comentario todavía

Responder





XHTML: Puedes dejar estas tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>