Mortalidad por contaminación, parte 2:

Los datos, sinceramente, asustan. En Europa, los gases emitidos de los automóviles provocan la muerte de alrededor de 250.000 personas cada año, esto es algo así como la población de la capital de Suiza, Berna. Sólo los accidentes de tráfico provocan el fallecimiento de tres mil personas por día, esto es algo así como un millón y medio de personas por año.

Esta es la mayor epidemia que afecta a los países desarrollados, en mucho mayor grado que a los llamados subdesarrollados y mucho menos a los del tercer mundo. Algunos datos muestran que en Latinoamérica esta epidemia conocida acaba con la vida, por día, de 84 brasileños y algo así como 40 mexicanos.

En Estados Unidos los accidentes de tráfico terminan con la vida de cincuenta mil personas cada año, esto es sumamente alarmante, es decir, que una persona pierde la vida en ese país cada doce minutos por culpa de la irresponsabilidad al conducir. Si estos números no asustan no sé que podrá hacerlo.

El fantasma que se está dejando ver.

Las victimas del tráfico no quedan sólo ahí, ya que según el Ministerio de Medioambiente español, estas alarmantes cifras de fallecidos, sólo son una tercera parte de la producida por la contaminación del tráfico  en  la atmósfera. Es obvio que respirar directamente el humo de un coche no causa la muerte inmediatamente, pero estar constantemente expuesto a estas emisiones, como nos pasa a todos en el día a día, si desencadena y agrava enfermedades respiratorias, cardiovasculares y cáncer de pulmón. Las partículas como óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre que proceden de los tubos de escape de los coches, son los principales contaminantes.

Hay datos que dicen que durante los primeros quince años del siglo XXI se van a construir la misma cantidad de coches que los que se construyeron el siglo pasado. El nivel de desarrollo de China e India ha aumentado el nivel de polución por la emisión de CO2 lo que está impidiendo que se consigan los proyectos a nivel internacional sobre la regulación del los límites que se quieren establecer. Esto está logrando que la atmósfera se convierta en una amenaza devastadora para la vida al largo plazo, y no sólo en esos países, sino que esta contaminación hará estragos a nivel mundial, afectando a  los países con más densidad de vehículos.

Add a Facebook Comment

Sin comentario todavía

Responder





XHTML: Puedes dejar estas tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>