La motocicleta eléctrica llegó para quedarse

Comprar una motocicleta eléctrica es una sabia decisión. Sobre todo ahora, que el gobierno de España quiere subvencionar la compra de estos aparatos para darle un empujoncito al país y que sea más rápidamente reconocido como “un país verde”.

Ventajas de la moto eléctrica

Las motos eléctricas son el transporte ideal del siglo XXI por varias razones:

– Limpieza: no generan contaminación atmosférica.

– Silencio: no generan contaminación acústica.

– Fortaleza: tienen más fuerza que una moto comparable de gasolina.

– Movilidad baratísima: gastan 50 céntimos de euro cada 100 kilómetros.

– No necesitan mantenimiento: no hay que hacerle cambio de aceite, cambio de filtro o mantenimiento del motor. Los motores eléctricos son mucho más sencillos y su riesgo de avería es mucho menor.

Subvenciones de gobierno para motos eléctricas

Entre todas estas ventajas, es muy bueno que el gobierno de España lance un plan de subvenciones para comprar motos eléctricas. El financiamiento es de hasta 6.000 euros, siempre que este monto no supere el 25% del precio total del vehículo. Algunas comunidades tienen pendiente de aprobación estos préstamos de subvención de vehículos, pero en los próximos meses estará vigente en toda España. Para informarte, puedes pasar por el Ente de la Energía correspondiente a tu comunidad. Si cambias de opinión, podrás ahorrarte lo que el Estado te haya prestado.

Motos para los turistas

Se toma muy en serio España el hecho de ser uno de los primeros en promocionar el ser “un país verde”, y los turistas podrán ver bien esto ahora. La cadena de hoteles Mobec ha puesto a disposición de sus huéspedes 30 motos eléctricas en total para que conozcan España en plan ecológico. Las autoridades del hotel aseguran: “Con 30 motos eléctricas circulando durante un año a una media de 30 kilómetros por día, nos ahorraríamos hasta 37 toneladas de CO2 en el mismo período”.

En conclusión, parece que la tecnología de las motos eléctricas ha llegado a España para quedarse.