Producción de biocombustibles aumenta las emisiones de CO2 en Oregon

Un informe del Departamento de Energía de los Estados Unidos, junto al informe 3.0 de Greenpeace, cuestiona la neutralidad de las emisiones de CO2 de algunas energías de biomasas. El organismo norteamericano  destaca un aumento de un 17% en las emisiones en investigaciones realizadas en los bosques de la costa oeste, mientras que el Greenpeace asegura que no existe biomasa de emisiones segura suficiente en España como para garantizar un futuro 100% renovable.

Greenpeace destaca la necesidad de que la biomasa utilizada para producir energía debería proceder de residuos agrícolas, así como forestales o de cultivo energético que no desplacen a los destinados a alimentación. Según el informe Energía 3.0, derivar hacia la bioenergía biomasas que ahora se emplean en otros fines provocaría un notable aumento de las emisiones de CO2.

Producción contaminante

El estudio de la Universidad Estatal de Oregon, financiado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos, concluye que la producción de energía utilizando biomasa forestal, libera más dióxido decarbono que las actuales prácticas de manejo forestal.

Por otra parte, Greenpeace dentro del informe destaca lo siguiente: “las emisiones in situ asociadas al uso térmico de la biomasa no son nulas, sino más bien bastante elevadas, motivo por el que es preciso proceder a evaluar con más detalle las implicaciones de estas emisiones, para discriminar si es preciso diferenciar entre distintos tipos de biomasa, o introducir condicionantes al uso de la misma, desde la perspectiva del objetivo final de estabilizar la concentración atmosférica de CO2”. Con lo cual recalca la importancia de analizar los puntos a favor y en contra antes de realizar una producción masiva de biocombustibles ya que sus efectos podrían ser peores.

Combustibles ecológicos: una opción interesante

Los efectos de la contaminación ya son intensos y pueden observarse a simple vista. El efecto invernadero es causado en gran medida por las emisiones que los automóviles generan. Los fabricantes en conjunto con diferentes estados se encuentran trabajando para lanzar al mercado vehículos eléctricos y ecológicos para revertir esta situación.

Una de las opciones que ya circulan es el automóvil híbrido.


Combustibles vegetales

Los combustibles vegetales son una opción ideal para reducir los efectos de la contaminación causada por el transporte. Producen entre un 40% y un 80% menos de gases (dióxido de carbono), y pueden obtenerse de aceites usados, cuestión que es aún más beneficiosa por la reutilización de un producto que es sumamente contaminante. Son una fuente de energía renovable y de fácil cultivación.

Lamentablemente, este tipo de combustibles no tiene éxito en el mercado. Los objetivos impuestos por las organizaciones estatales e internacionales se encuentran muy lejos de cumplirse.

Contaminación en aumento

La Comisión Nacional de Energía (CNE), había anunciado que para obtener en el año 2010 que el 5,75% de los carburantes sea ecológico sería necesario multiplicar su consumo por 10, tarea muy difícil de lograr. El objetivo de 2% de utilización de biocombustibles impuesto para el presente año es inaccesible.

Durante el año 2004 en España se emitieron 194.000 toneladas de etanol y 14.000 de biodiesel, principales biocombustibles. Estas cantidades equivalen a 228.000 toneladas de petróleo, pero sólo es el 1% del consumo total de combustibles o carburantes.

Acuerdos para el biocombustible

Se han establecido acuerdos entre las directicas de la Unión Europea y España para alcanzar los objetivos necesario que colaboren en el cuidado del medio ambiente. Este Plan de Energía Renovables aún se encuentra en sombras y sólo 128 gasolineras de las casi 9.000 que existen en España ofrecen biocombustibles o combustibles ecológicos. En cambio, países como Austria y Alemania, ya poseen este tipo de combustibles en la mayoría de sus gasolineras.

 

 

Seis tipos de algas son capaces de generar biocombustibles

Seis son los tipos de algas capaces de generar un biocombustible con la capacidad de la mejor gasolina para motores, según una investigación realizada por la empresa biotecnológica española Biomar Microbial Tecnologies, empresa que durante los últimos 15 años ha recolectado más de 58.000 extractos y 1.500 compuestos de caldo de fermentación para ser usados tanto para crear biocombustibles además de alimentos  e insumos para la salud.

Los investigadores identificaron seis microorganismos denominados microalgas, estas al ser cultivadas con sales y luz solar y sin recibir una modificación genética producen ácidos grasos que sirven como biocombustible de una calidad similar a la del gasoil.

Declaraciones de la Biotecnológica

Antonio Fernández Medarde, consejero de Biomar Microbial Tecnologies, aseguró que algunas multinacionales como Repsol ya están valorando la inversión en este proyecto como una alternativa viable, según declaró:

«El biodiesel obtenido tiene las mismas aplicaciones que el actual diesel y su producción es ilimitada. Además, su utilización no precisa realizar ningún cambio en la actual tecnología de la industria del motor»

Arturo Ayats, vicepresidente de la biotecnológica, apuntó a la poca controversia que genera ocupar esta alternativa de biocombustible en comparación al que es generado por el trigo debido a la escases de alimentos en algunos sectores del planeta. Aludió a la gran cantidad de algas en estado natural que se encuentran y la cantidad de océano disponible para su cultivo.

Los expertos subrayan que el cultivo de microalgas como fuente de biocombustibles es «una verdadera revolución en el ámbito de las energías renovables» con capacidad ilimitada de producción.