Investigan cómo reducir el tiempo de carga del vehículo eléctrico de 8 horas a 15 minutos

El Centro de investigación de recursos y consumos energéticos (CIRCE) está coordinando un grupo de trabajo internacional con el objetivo de reducir el tiempo de carga del vehículo eléctrico de 8 horas a 15 minutos o menos.

Durante los próximos tres años el grupo, liderado por España y Estados Unidos, se reunirá «bajo el paraguas» de la Agencia Internacional de la Energía. Esta iniciativa está apoyada por el Laboratorio Nacional de Energías Renovables de los Estados Unidos y el Instituto para la Diversificación y Ahorro Energético de España.

El objetivo del grupo, según indica CIRCE, es «redactar un informe independiente de intereses estatales o privados en el que recojan recomendaciones para el desarrollo e implantación de cargadores rápidos». De este modo, los fabricantes podrán desarrollar con más facilidad tecnología de carga rápida.

Este grupo de trabajo también aborda cuestiones como el desarrollo de estrategias de operación de la red eléctrica con vistas a la carga de vehículos, aspectos socioeconómicos vinculados al despliegue de cargadores rápidos, interoperabilidad, nuevos estándares, análisis de costes o la necesidad de nuevas infraestructuras.

Nuevos puntos de recarga en el campus de Gijón

Es de común conocimiento el importante despliegue que se está llevando a cabo en España para la promoción de los automóviles eléctricos. En el campus de Gijón se han reunido grandes figuras para dar su apoyo institucional al cuidado del medio ambiente y a la reducción de emisiones, principalmente generadas por vehículos.

De esta manera, la consejera de Educación y Universidades, el consejal de Desarrollo Económico y Empleo, el director general de Energía y Minas, la alcadesa y el rector de la Universidad de Oviedo dieron su visto bueno a la energía sustentable. En esta cita, buscan motivar la utilización de bicicletas, motos y vehículos eléctricos.

 

Instalación de puntos de recarga

Así, se instalaron quince puntos de recarga en el campus. Nueve de estos centros son para motocicletas y bicicletas eléctricas y cinco para automóviles.

De esta manera, la tarea de reducir la contaminación ambiental causada por los vehículos empieza su camino. El transporte terrestre es el responsable de 28% del consumo energético, según el director de Marketing para la Zona Ibérica de Schneider Electric. Uno de los principales objetivos es estar a la altura de la demanda energética que aumenta cada día y reducir las emisiones de dióxido de carbono. Para lograr esto, el vehículo eléctrico cumple un rol protagónico.

Reducción de costos: ventaja de los vehículos eléctricos

Una de las principales atracciones de los automóviles eléctricos es, sin lugar a dudas, los bajos costos que generan. Además, el transporte ecológico es mucho más barato. El precio de una bicicleta eléctrica ronda los mil euros, y el de una motocicleta es de 3.000 a 6.000 euros. La diferencia es verdaderamente notable.

Por otra parte, la consejera de Educación afirma que la relación entre las universidades y las empresas es clave para la investigación de tecnologías alternativas que garanticen el cuidado ambiental. Según Vicente Gotor, la formación académica  es clave para el desarrollo tecnológico.