Contaminación que producen los neumáticos recauchutados

En estos momentos donde la crisis afecta los hogares, para muchas  personas es mucho mejor lo más económico. Por eso los dueños de vehículos prefieren asistir a un taller de  recauchutado antes  que comprar llantas nuevas.

Es muy importante decir que a menos precio también menos calidad, pero muchas personas usan este proceso para la utilización de sus neumáticos gastados, y es que sólo en España  se generan unas 250.000 toneladas al año de neumáticos fuera de uso que se gestiona de la siguiente manera: el 11,1 por 100 se destina a recauchutado; el 1,5 por 100 a reciclaje; el 4,6 por 100 a valorización energética en cinco plantas cementeras autorizadas y la mayor parte, el 82,8 por 100, a vertido, abandono o depósito en vertedero, como ocurre en la mayoría de los países europeos, causando una contaminación muy grande.

Pero hoy veremos que usar neumáticos recauchutados tiene algunas ventajas así como también desventajas. Los neumáticos en sí tienen algunos problemas al terminar su vida útil como lo es:

– Su baja degradabilidad

– Ocupan un espacio considerable, debido al elevado volumen que le confiere su forma y a su escasa densidad

– Son difícilmente compactables, al ser elásticos

– Presentan riesgo de incendio, con importantes impactos asociados.

Son algunas de las circunstancias que hacen que los neumáticos no utilizados causen grandes problemas ambientales. Pero si hablamos de reutilizarlos  o recauchutarlos es algo muy conveniente:

Los neumáticos recauchutados presentan un sistema ecológico, instituciones ambientalistas insisten en que se reciclen los neumáticos y así evitar la contaminación. Así como su precio es más accesible, mejorando la economía de las personas. Además que, para que una empresa venda neumáticos recauchutados, debe de cumplir con las normas como si se tratara de uno nuevo.  Muchas empresas grandes fabricantes de neumáticos han empezado a usar este método.

Ahora las empresas han sacado a la venta nuevos diseños de neumáticos, como lo son los de larga duración o larga vida, altos en precio y con un inconveniente alto, es que también consumen más gasolina, mientras que otras empresas presentan sus modelos de neumáticos recauchutados que según investigaciones proporcionan una tracción de alto nivel y facilita el manejo en mojado, al mismo tiempo que reduce el consumo de combustible y las emisiones de carbono. Los neumáticos recauchutados no sólo consumen menos energía y recursos en la fase de fabricación, sino que también posibilitan un uso más eficiente de los materiales de fabricación, lo que da como resultado menos neumáticos para reciclaje o eliminación.

Aunque también tienen algunas desventajas ya que muchas personas se dedican a esto de forma no profesional, entregando un producto defectuoso, tal es el caso de neumáticos más grandes, o con un recauchutado no firme, lo cual causa que al momento de viajar a una velocidad alta pueda desprenderse y causar un accidente.

Es por todo esto que es importante a la hora de comprar neumáticos recauchutados, hacerlo con algún profesional o empresa dedicada a esto y tomar en cuenta cuan importantes es mantener nuestro medio ambiente libre de contaminantes y disminuir el consumo de gasolina.

 

 

 

Algunos consejos para contaminar menos y de paso ahorrar algunos euros.

Todos sabemos que un solo coche con un motor funcional de gasolina manda partículas de CO2 al aire mediante la combustión (humo negro que sale del escape de nuestros coches). Este gas, además de  quitarle lo puro al aire que respiramos, sube a la atmósfera, se queda ahí, y así se ‘’encierra’’ el calor y se produce el efecto invernadero.

Mientras los automóviles eléctricos sigan costando demasiado para la mayoría de la población, y mientras no se reforme el transporte público aquí les dejo unos pequeños consejos para contaminar mucho menos con nuestros vehículos, y si ya saben algunos, recordémoslos para poder cuidar a nuestro planeta.

Usa diferentes alternativas de transporte.-

Por qué no aparcamos por un rato el automóvil y usamos el transporte público, sobre todo si  es eléctrico (trolebús, metro etc.), Sin embargo,  es mucho mejor aún usar la bicicleta o caminar. Si seguimos estos consejos estaríamos contribuyendo a disminuir la cantidad  de CO2 que mandamos a la atmósfera, además de  ahorrarnos dinero en gasolina, que cada vez es más costosa, y si elegimos caminar, estaremos haciendo un bien a nuestro cuerpo.

Llevar el coche al mecánico 3 veces al año.-

Aunque nuestro coche no tenga nada, hay que llevarlo para alguna afinación o retoque, es decir, realizar una puesta a punto, ya que así hacemos que el funcionamiento del automóvil sea más eficiente y gaste menos gasolina.

Respetar las leyes ‘’Hoy no circula’’ de nuestros países.-

Si tenemos un coche algo antiguo, debemos dejarlo descansar el día que dicta el gobierno, ya que como estos vehículos son antiguos, no tienen las especificaciones de rendimiento de los automóviles nuevos, y por ende contaminan mas.

Consejos al conducir.-

Existen varias acciones que podemos realizar mientras conducimos. El objetivo es evitar un gasto innecesario de gasolina y  disminuir el grado de contaminación que producen nuestros automóviles :

  • Evitar frenar bruscamente.
  • Ir a una velocidad constante sin bajarla de golpe.
  • Procura abrir ventanas  para así evitar el uso indebido del aire acondicionado (sólo usarlo cuando es necesario, ya que gasta gasolina y contamina)
  • Dejar el automóvil estacionado en un lugar con sombra, para evitar ponerlo a pleno sol y que la gasolina se evapore.
  • Siempre tener los tanques de gasolina de nuestros coches a más de la mitad, para así evitar la evaporación y el gasto indebido de ella.

Si seguimos los consejos anteriores, podemos evitarle un gran daño al planeta y a nosotros mismos.