El nuevo Kia Picanto: un auto ecológico modelo

Una nueva versión del Kia Picanto ha salido a la luz. A diferencia del modelo anterior, que no era un modelo divertido ni dinámico, esta nueva generación ha logrado revertir la situación, aportando originalidad.

Un gran competidor

El diseño atractivo del nuevo Kia Picanto se desenvuelve en un cuerpo con tres puertas y su interior es extremadamente suave y elegante., convirtiéndose en un importante competidor con respecto al Peugeot 107 y al Citroën C1. Y si bien este auto aún no se encuentra disponible en los Estados Unidos, en Europa y Asia ya comienza a revolucionar el mercado automovolístico para el año 2012.

Sus características

La versión básica del nuevo Kia Picanto tiene cilindros de tres litros, y su consumo no excede los 4,2 lts por cada 100 kilómetros recorridos. Lo que lo hace ser, además, un auto ecológico, son las emisiones de CO2, las cuales no superan los 99g / km.

A todo esto, se añade la gran noticia de su valor, el cual será económico, sumado a la posibilidad de ayudar al planeta y no contribuir al calentamiento global. El presupuesto de compra ronda desde los EUR $8990, alrededor de EUR $500 menos que su versión de 5 puertas. Con la compra de este automóvil, además, el comprador se asegura de obtener una garantía sobre el mismo de 7 años (excepto en algunos casos que puede ser un poco menos).

Con todas estas características prácticas: bajo precio, bajo costo de mantenimiento, garantía extensa, contribución con el medio ambiente; sumadas al increíble diseño externo e interno, apostando al confort y la modernidad; este automóvil será difícil de superar por sus competidores, ya que se ha convertido en un auto modelo.

El Kia Picanto, en su nueva versión, se ha convertido en un líder dentro del mercado de los autos ecológicos, debido a que conjuga cuatr pilares muy importantes: atractivo, seguro, con bajo consumo y con baja emisión de gases CO2.

 

Llegó el autobús eléctrico a Navarra

Se ha lanzado el autobús eléctrico en Navarra. Es un autobús que funciona solamente a base de energía eléctrica, que comienza en estos días a funcionar en la comarca de Pamplona, a modo de prueba.

Toda una flota de autobuses eléctricos

El objetivo, si sale todo bien durante las pruebas es sustituir de a poco toda la flota de autobuses de Madrid por los nuevos autobuses eléctricos.

El vehículo en cuestión mide 12 metros de largo y tiene la capacidad para llevar a 60 pasajeros entre sentados y parados, más el conductor. El nuevo autobús funciona enteramente con energía eléctrica. Se trata del primero de su categoría en todo el continente europeo.

Empresas involucradas en la iniciativa

Desde el gobierno también se está apoyando la “causa verde”. El Gobierno de Navarra y la empresa china Foton han llegado a un acuerdo que tendrá como consecuencia la construcción de una fábrica de autobuses eléctricos en España.

La propietaria del primer autobús eléctrico es la empresa UNITEC, que, con el Gobierno de Navarra, serán responsables de llevar a cabo todas las pruebas de satisfacción en el período de 2011 que queda. Esto tiene como finalidad la implantación definitiva de estos autobuses eléctricos para toda la ciudad de Madrid, si todo sale bien.

Estación de Recarga

Junto con el autobús se ha instalado una estación de recarga eléctrica en las cocheras de la empresa TUC, localizada en Ezkaba, para que el móvil eléctrico se recargue en caso de necesitarlo.

Los autobuses

El autobús eléctrico tiene un piso bajo y rampa, lo que hace mucho más fácil la entrada de minusválidos. Su motor eléctrico tiene una potencia máxima de 150 kW y la velocidad máxima que alcanza es de 80 kilómetros por hora.

Para la alimentación, dispone de 10 baterías de litio que, cuando están cargadas completamente, permite al vehículo tener autonomía por más de 100 kilómetros.

Dispone también de un sistema extremadamente innovador por el cual, cada vez que el conductor aprieta el botón de freno, el autobús comienza a recargarse.

 

Diferencias entre conducir a 120 y 150 kmh – Frenado – 1

Seguimos con nuestra serie de comparaciones entre viajar a 120 y 150km/h. Ya vimos algunas cosas referidas al consumo del vehículo y ahora analizaremos como nos afecta la velocidad al frenado de los mismos.

El frenado

La capacidad de un vehículo de reducir su velocidad es algo muy importante. No es necesario esgrimir muchos argumentos para darnos cuenta que quedarnos sin frenos o frenar defectuosamente puede constituirse en la peor pesadilla de cualquier conductor.

Cuando nos enfrentamos a una situación de frenado del automóvil tenemos que considerar que el pavimento ejerce cierta fuerza hacia atrás sobre nuestro vehículo, lo que provoca una desaceleración del mismo.

Esto sucede indistintamente vengamos a 100, 120 o 150 kilómetros en la hora (kmh), lo que si es cierto es que a mayor sea la velocidad que traiga nuestro vehículo más tiempo nos costará detenerlo y por lo tanto seguiremos moviéndonos, recorriendo alguna distancia.

Por si esto fuera poco, el frenado demorará más tiempo a mayores velocidades, acumulando sus efectos ambos fenómenos.

Sin entrar en temas de Física, que no es lo nuestro, podemos afirmar que la distancia recorrida durante la desaceleración no es proporcional a la velocidad que traiga nuestro automóvil, sino a su cuadrado, lo que es muchísimo peor.

Para poner un ejemplo, duplicando la velocidad de nuestro automóvil estamos cuadruplicando la distancia que necesitamos para frenarlo totalmente.

En la serie de casos concretos que venimos analizado, por ejemplo, pasar de 120 kmh a 150 kmh implica un aumento de un 25 por ciento en nuestra velocidad, sin embargo, necesitaremos un 56 por ciento más de distancia recorrida para frenarlo.

Veamos algunos números reales

En un vehículo de una tonelada de peso y cuyos frenos sean capaces de ejercer una fuerza de hasta 8.300 Newtons (eso equivale a soportar unos 850 kilos) produciremos una desaceleración de 8.3 metros por segundo al cuadrado, es decir que durante un segundo nuestra velocidad se puede reducir 30 kmh

Es fácil deducir que si comparamos las velocidades de 120 y 150 kmh podemos afirmar que nuestro vehículo demorará casi todo un segundo en detenerse si venimos más rápido.

Si vamos a 120 kmh nuestro recorrido de frenado será de 67 metros pero si venimos a 150 kmh habremos avanzado 105 metros.

En la próxima entrega continuaremos analizando otros elementos comparados, como el tiempo de reacción y la seguridad en general.