Conducción eficiente y ecológica: Créditos finales del curso de conducción eficiente

Y todo lo que empieza tiene un final, y aquí hemos llegado al final del curso de conducción eficiente. Espero que os haya gustado.

Quizás este ultimo vídeo sobra, pero tampoco sería justo no incluir a todas las personas que han colaborado en el mismo así como también al IDAE, que nos ha supervisado los contenidos.

Un saludo a todos los que nos habéis seguido y seguro que más adelante nos vemos en algún nuevo proyecto.

Compre el curso completo de conducción ecológica en DVD

Francisco Javier Merino Gil
Profesor de Formación y Seguridad Vial
Director de contenidos en Arisoft

Conducción eficiente y ecológica: Adelantamientos, detención y maniobras especiales

 

Adelantamientos y marcha en paralelo

El adelantamiento debe tener siempre una utilidad. Si el conductor al adelantar solamente consigue avanzar un par de puestos en la cola, la ganancia de tiempo es nula, el gasto de combustible es alto y la seguridad en general se compromete. También debe evitarse adelantar para saltar de un hueco a otro.

Debe tenerse siempre presente que el adelantamiento es una de las maniobras más peligrosas.

El adelantamiento puede hacerse, en principio, a una velocidad relativamente alta y a largas marchas. Pero si la seguridad lo exige y es necesaria una buena aceleración, interesa cambiar a una marcha menor a fin de revolucionar en mayor medida el motor y ganar así en efectividad a la hora de realizar la aceleración del vehículo, sin tener en cuenta transitoriamente el consumo.

Al adelantar, es importante que haya espacio y tiempo suficiente para realizar la maniobra de adelantamiento.

También en este caso es de la máxima importancia la distancia de seguridad. En principio, en una técnica de adelantamiento bien ejecutada, seguridad y medio ambiente van de la mano. Si el conductor se cerciora de que existe margen para adelantar con seguridad, no necesita realizar una aceleración innecesariamente intensa, y en la mayoría de los casos puede adelantar sin peligro con un incremento de velocidad de 10 a 20 km/hora (teniendo en cuenta las velocidades máximas permitidas de la vía por la que se circule).

 

La detención

Cuando se circula en el automóvil y se procede a efectuar una detención, por ejemplo ante un control de una autopista de peaje, se hará de la siguiente forma:

  • Anticipar la operación prestando atención a las señales de indicación.
  • Levantar el pie del acelerador y dejar el coche rodar por su propia inercia.
  • Efectuar las pequeñas correcciones de velocidad con el freno de pie.
  • Reducir de marchas, si es necesario, en los últimos metros, si el motor se encuentra a un régimen excesivamente bajo de revoluciones (aproximadamente 1.500 revoluciones por minuto), se reducirá a marchas más cortas para evitar que se cale el motor. Si el régimen de revoluciones no está demasiado bajo, no se realizará la reducción de marchas, para evitar el uso innecesario del embrague y de la caja de cambios, así como el consumo inútil de combustible que supone pasar por el punto muerto.
  • Detención y parada final.

 

Maniobras especiales (salida de un estacionamiento)

Antes y durante la realización de cada maniobra especial, el conductor debe cerciorarse de que la misma puede llevarse a cabo sin poner en peligro al resto de la circulación, obstaculizarla o paralizarla innecesariamente.

El estorbo al paso del resto de la circulación da también lugar a un consumo innecesario de combustible por parte de los demás usuarios del tráfico.

Dicho con otras palabras: debe haber espacio suficiente para poder realizar la maniobra especial. Esto significa que también en la ejecución de estas maniobras, hay que contar con una buena visión de la situación del tráfico, la previsión y una observación atenta son extremadamente importantes.

Compre el curso completo de conducción ecológica en DVD

Francisco Javier Merino Gil
Profesor de Formación y Seguridad Vial
Director de contenidos en Arisoft

Conducción eficiente y ecológica: Paradas, intersecciones y glorietas

¡Si se prevé que la parada va a superar los 60 segundos, es recomendable apagar el motor!

Cuando el coche está parado con el motor encendido, se encuentra funcionando al ralentí, con un consumo de 0,4 a 0,7 litros/hora. Estas cifras, aunque no sean altas, representan un consumo considerable si se computan de forma acumulada en todos los tiempos de parada realizados.

Es importante resaltar que la práctica frecuente de paradas intermedias no perjudica al motor de arranque. En los motores de arranque modernos no se produce el desgaste del motor de arranque que se registraba en los más antiguos y que obligaba a su prematuro cambio. Los motores de arranque modernos tienen una duración media de 200.000 arranques, es decir, que con una media de un arranque por kilómetro pueden recorrerse 200.000 kilómetros.

OBSTÁCULOS A SORTEAR EN LA CONDUCCIÓN

Las intersecciones

Al paso por una intersección hay que tener una buena visibilidad de la situación y del panorama del tráfico, para poder adoptar una velocidad responsable. Elegir la marcha adecuada así como la velocidad y aceleración exactas previene las frenadas innecesarias, para tener que volver después a realizar las correspondientes aceleraciones.

Las glorietas

Es importante que al acercarse a una glorieta, de la misma forma que cuando se trata de una curva, se adopte una velocidad adecuada al trazado de la misma, lo que economizará carburante e incrementará la seguridad en la maniobra.

Se habrá de proceder asimismo, al entrar en una rotonda, a realizar un reconocimiento de la misma, y anticipar sus características más importantes, como pueden ser:

– La anchura de la calzada
– Lo cerrado de las curvas
– La existencia de un carril para bicicletas
– La existencia de un espacio libre para bicicletas o peatones
– La presencia de otros vehículos en circulación o en espera

Al entrar en una rotonda, se tiene que prestar especial atención a los vehículos que circulen por la misma, cediéndoles el paso si fuera necesario, al tener éstos prioridad sobre el vehículo que se incorpora.

La salida de la rotonda se realizará con la anticipación necesaria, señalizando la operación y cambiando de carril en el caso de que ésta presente varios carriles en su trazado.

Compre el curso completo de conducción ecológica en DVD

Francisco Javier Merino Gil
Profesor de Formación y Seguridad Vial.
Director de contenidos en Arisoft