Recursos inagotables: energía alternativa

Lamentablemente, las consecuencias del cambio climático y el efecto invernadero ya son visibles y se han convertido en el tema principal de debate de muchos países y organizaciones internacionales. Las emisiones de gases tóxicos por parte de los vehículos y de las fábricas constituyen la principal causa de contaminación del aire.

Las industrias automotrices más importantes, por su parte, se encuentran en plena investigación y desarrollo de automóviles cero emisiones y tecnologías menos contaminantes con el fin de reducir el impacto de la polución. Otras compañías, en cambio, están desarrollando energías alternativas que puedan sustituir los combustibles fósiles.

CEMEX, en búsqueda de energía alternativa

La empresa CEMEX tiene como principal objetivo revertir el cambio climático. Es de común conocimiento la situación económica en la que actualmente nos encontramos y el gran poder de las petroleras que obstaculizan esta cuestión.

CEMEX se ha propuesto mundialmente reducir en hasta un 25 por ciento las emisiones de dióxido de carbono para el año 2015. Estos gases, liberados en gran medida por el transporte terrestre y las fábricas, son los protagonistas del efecto invernadero.

La empresa afirma que han logrado reducir en un 13 por ciento la cantidad de gases de dióxido de carbono durante el año 2010 en España. Este número es alentador para CEMEX y aseguran estar en buen camino para alcanzar sus objetivos.

Combustibles alternativos: medio para mejorar la calidad del aire

CEMEX apuesta todo al desarrollo de energías alternativas que puedan ayudar a reducir las emisiones de dióxido de carbono. Los combustibles fósiles son recursos agotables, es decir que en algún momento se acabarán y la huella contaminante será verdaderamente importante. Por este motivo, es importante promover las energías alternativas no contaminantes y renovables.

Lógicamente, es necesario contar con el apoyo de los gobiernos para lograr sustituir el uso de combustibles derivados del petróleo. Debe acordar medidas y legislaciones que promuevan la utilización de energías alternativas y reemplazar definitivamente la energía agotable y contaminante.

 

2011, el año más contaminante en la última década

En la ciudad de Guadalajara se determinó que el 2011 ha sido el año de mayor contaminación ambiental desde 1999. En dicho año, alrededor de 160 días superaron los cien puntos del límite metropolitano de calidad de aire, denominado Imeca. Lamentablemente, en el 2011 este índice alcanzó los 156 días de contaminación excesiva.

smog

La secretaría de Medio Ambiente para el Desarrollo Sustentable sostiene que es alarmante el nivel de contaminación y su respectivo aumento. Al mismo tiempo, la cantidad de vehículos que circulan por las calles es otro factor que preocupa a dicho organismo mexicano.
Leer más…

Retiran de circulación vehículos contaminantes en China

En la capital económica de China retirarán de circulación más de 60 mil automóviles que emiten altas cantidades de dióxido de carbono. A partir de ahora, todos los vehículos deberán cumplir determinados estándares relacionados con dichas emisiones para poder matricularse.

Este programa ecológico será puesto en vigencia por la Oficina de Protección Medioambiental de Shanghái. El principal objetivo es reducir la cantidad de emisiones que el transporte terrestre genera en un alto porcentaje.

Estándares en China de emisiones de gases

Los estándares de Shangái, Pekín y Cantón se asemejan a los europeos. Sin embargo, la contaminación de dichas ciudades proviene básicamente de los vehículos que no respetan los valores establecidos para gasolina y queroseno.

De todas formas, se estima que este proceso llevará mucho tiempo. En la actualidad existen 280.000 vehículos que liberan gases contaminantes y se espera que para el 2014 se pueda reducir este número a 220 mil.

La contaminación más nociva de todas

Según algunos estudios, se ha confirmado que la contaminación provocada por el transporte terrestre es la más nociva de todas. Aún más que la contaminación generada por las industrias. Esto es debido a la cercanía de los automóviles a las personas. Los gases que liberan los vehículos poseen partículas que respiran los habitantes de China, que en consecuencia provoca numerosas enfermedades del sistema respiratorio. Dichas partículas son extremadamente pequeñas y pueden alojarse en los pulmones fácilmente y en un futuro puede causar grandes enfermedades.

Los niveles de contaminación en estas ciudades chinas son alarmantes y es por eso que las medidas que se aplicarán para contrarrestar este gran problema serán estrictas.

Mediante estas normas, China busca mejorar la calidad de aire y reducir los índices de polución que la afecta.