Regularización de normas para vehículos eléctricos

Para el año 2014, la ONU espera que entre en vigencia definitivamente una normalización en cuanto a las legislaciones técnicas acerca de la seguridad de los automóviles eléctricos. De esta forma, se motivaría ampliamente la utilización e implementación de estos modelos.

 

Acuerdos entre la UE con Estados Unidos y Japón

La Unión Europea ha acordado con Estados Unidos y Japón analizar estas normas internacionales útiles para fomentar la construcción de los vehículos eléctricos. Este acuerdo se dio en el marco del Foro Mundial para la Armonización de las Regulaciones de Automóviles en Ginebra.

Dicho acuerdo proyecta formar dos grupos de trabajo que se encargarán de la seguridad eléctrica para evitar accidentes comunes como una descarga eléctrica. También se analizarán las cuestiones ambientales correspondientes que involucren a estos automóviles.

Según directivos de la ONU, estos grupos comenzarán oficialmente en marzo, aunque ya se encuentran realizando trabajos previos. Así lo afirma el jefe de la sección de reglamentación de vehículos de la Comisión Económica de la ONU para Europa y secretario del Foro Mundial, Juan Ramos.

Reglamentaciones internacionales sobre vehículos eléctricos

El Foro trabaja intensamente acerca de la normalización a nivel internacional y unificar las distintas legislaciones vigentes sobre estas cuestiones. El objetivo es igualarlas para que se apliquen de manera uniforme a las principales industrias automotrices dedicadas a la fabricación de automóviles eléctricos.

De esta manera, se armonizarían países como los Estados Unidos, Japón y se incluiría también a la Unión Europea. A esta lista se sumarían otros mercados importantes en este rubro como es el caso de Canadá, China, India, Malasia y Corea del Sur, Australia y Sudáfrica.

Una de los temas más importantes que los grupos de trabajo deben estudiar es la cantidad de emisiones de dióxido de carbono que los vehículos generan. Es necesario definir límites y niveles de eficiencia. También es importante determinar cómo se obtendrá la electricidad que impulsará a dichos vehículos.

 

Coche futurista de Mitsubishi

El nuevo modelo de la firma japonesa, el Mitsubishi i-MiEV Sport es un vehiculo ecológico con una nueva forma aerodinámica especial. Esto influye notoriamente en el desplazamiento del coche y lo más importante es que tiene un alto  impacto a la hora de los aumentos en la velocidad del automóvil.  Existe el rumor de que este sistema tuvo su semilla de inspiración en el conocido Volkswagen “escarabajo” o el nuevo Beetle, aunque notoriamente no es una copia del mismo, sino más que nada una idea sustentable para el consumo de la energía eléctrica para el funcionamiento del mismo.

Mitsubishi i-MiEV Sport

Es un coche que en el interior funciona solamente con electricidad, sin la necesidad de un motor de combustión interna. Este vehículo tiene una administración de energía casi envidiable gracias a sus tres motores eléctricos situados dos en la parte delantera y uno en la parte trasera del coche.

Los motores ubicados en la parte delantera ofrecen unos 26.82 caballos de fuerza, mientras que el de la parte posterior del vehiculo desarrolla unos 63 caballos de fuerza, lo cual  le permitiría al Mitsubishi i-MiEV Sport alcanzar velocidades en torno a los 180 Km/h.

Uno de los problemas que discuten los que están en contra de los coches ecológicos, es la poca autonomía de los mismos. En este caso  cabe señalar que el Mitsubishi i-MiEV Sport logra aprovechar al máximo la energía eléctrica, porque su mecánica fue pensada en esa vía, en optimizar el consumo de la energía.

Según informaron los responsable de la firma Mitsubishi, el i-MiEV Sport tiene una capacidad de autonomía de 200 Km, lo que le permite recorrer una distancia considerable, no hay que descartar que más adelante este modelo logre una mayor autonomía en sus desplazamientos.

Esperemos que logre conseguir todavía más autonomía, ya que para ser un coche 100% eléctrico, logra alcanzar una velocidad más que sumamente interesante.

 

 

Federico