Extremadura pone en marcha un importante plan ecológico

Los objetivos

El objetivo es promover proyectos de movilidad sostenible en todas las ciudades con una población mayor a los 20.000 habitantes, acompañados de campañas destinadas a que los ciudadanos conozcan las ventajas de utilizar vehículos eléctricos o híbridos.

La finalidad es que en el año 2015 en la comunidad pueda haber transitando 5.000 vehículos de este tipo, según lo anunció José Luis Navarro, Consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, con lo cual se estaría en la necesidad de instalar distintos puntos de recarga por toda la región.

Para lograr esto las empresas eléctricas Iberdrola y Endesa han suscripto sendos convenios con la Junta de Extremadura para la instalación de puntos de recargas, a las que se denomina “electrolineras”, en distintas zonas públicas.

Según estudios realizados recorrer 100 kilómetros con un coche eléctrico demandaría un gasto promedio de entre 1 y 3 euros contras los 9 euros de vehículos impulsados por combustibles fósiles, y esto sin contar la importante baja de la contaminación al reducirse la emisión de gases.

Incentivos fiscales

También se estudian otorgar a los usuarios de vehículos eléctricos algunos incentivos, entre los que podemos mencionar en la de delimitar zonas exclusivas de circulación y estacionamiento, y planes de incentivos económicos y fiscales para los que opten por comprar alguno de estos vehículos híbridos.

El 5 de enero de 2011 el Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó el Decreto 227/2010, que modifica uno anterior del año 2009, en la que se dispone otorgar subvenciones para la compra de vehículos eléctricos o híbridos con bajas emisiones de CO2 y que según el tipo de vehículo podría llegar hasta los 3.000 euros, y cabe destacar que entre los vehículos a subvencionar también se incluyen motos eléctricas y vehículos impulsados a gas.