Fabrican los primeros eléctricos completamente españoles

Los vehículos eléctricos son el gran desafío de las grandes industrias automotrices y de otras empresas orientadas a la investigación y a las nuevas tecnologías. Por este motivo, la firma Mos Little Cars ha alcanzado su objetivo al presentar sus automóviles eléctricos construidos en España.

Estos modelos poseen baterías de gel de plomo o litio y ofrecen una autonomía interesante de alrededor de 100 kilómetros.

Ventajas de los vehículos eléctricos

Sin lugar a dudas, los vehículos eléctricos son ideales para el medio ambiente ya que no emiten ningún tipo de gas contaminante. La contaminación del aire es excesiva en algunos países y la situación es alarmante. Las enfermedades respiratorias son cada vez más y el gobierno junto con organizaciones ambientalistas ha decidido poner un freno a esta cuestión.

Sin embargo, aún es difícil instalar los modelos eléctricos en la sociedad al cien por cien debido a la carencia de puntos de recarga que puedan abastecer a todos los usuarios. Los modelos híbridos tienen mayor ventaja en este asunto ya que no necesitan ser recargados por su tecnología que permite recargar sus baterías en las frenadas.

El gobierno español busca motivar a los usuarios

Si bien todavía los vehículos eléctricos no han alcanzado su auge, el gobierno español no deja de buscar formas para que los usuarios adquieran mayor interés y confianza en los automóviles cero emisiones.

En el acto donde se presentaron los primeros modelos eléctricos españoles, el conselleiro de Economía e Industria, Javier Guerra, enfatizó el interés de la Xunta por promover esta clase de automóviles ya que la electromovilidad es el transporte del futuro, aseguró.

No obstante, el conselleiro asume que el alto valor de este tipo de automóviles, como así también el de los híbridos es un gran impedimento para la compra masiva por parte del público en general. Por este motivo, el gobierno ofrece numerosas ayudas económicas y planes que complementen este gasto.