España trabajando a favor del medio ambiente

. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas menciono la puesta en marcha del fondo de carbono el cual dispone de un presupuesto de 4,17 millones de euros para este año aunque la intención del Ministerio es que este monto se incremente en los próximos años. El objetivo de dicho fondo es lograr importantes reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero en todos los sectores.

 

El Ejecutivo tendrá como principal tarea  reducir las emisiones de gases de efecto invernadero pero,  estos proyectos servirán  también para impulsar la actividad económica, por lo que su desarrollo servirá de catalizador para desarrollar empleo junto con el cambio climático y las oportunidades que ofrece para la «construcción de una economía baja en carbono», porque se trata de una apuesta del Gobierno a largo plazo.


Leer más…

Aprueban el plan que busca mejorar la calidad del aire en España

El consejo de Ministros de España, aprobó el Plan Nacional de Calidad del Aire, que entre sus objetivos busca crear zonas de atmósfera protegida y restringir las velocidades en la periferia. Entre algunas de sus medidas se destacan las etiquetas en los vehículos según su capacidad contaminante.

El documento también contempla la posibilidad de restringir la velocidad en la periferia urbana y adoptar medidas coyunturales cuando se registra un episodio agudo de contaminación en las ciudades y los niveles superen la normativa europea.

La propuesta ministerial incluye criterios ambientales en el impuesto de circulación, así como la conducción eficiente en los exámenes de conducir y aplicar incentivos económicos en los títulos de transporte público.

Propuesta algo impopular

A pesar de que la idea busca un beneficio común, algunos puntos son impopulares debido a que se perciben como medidas recaudatorias, este es el caso del peaje urbano que se busca crear para financiar mejoras en el transporte público.

Uno de los borradores del plan afirma: «Debe ser finalista y los ingresos deben destinarse a mejoras del transporte público», esto por una parte ya que el coste de implementación es alto, a pesar de esto, el sacrificio vale la pena ya que disminuye la cantidad de vehículos particulares en las calles.

Por las experiencias en otras ciudades la aceptación aumenta con el tiempo y se puede llegar a reducciones importantes del tráfico privado (hasta el 20-25 % en Estocolmo).

 

 

Málaga se une a la circulación limpia y eficiente

La ciudad de Málaga se ha unido a otras ciudades españolas que ya implementan planes para fomentar el uso de vehículos limpios, reducir sus emisiones de CO2 y promover el transporte limpio, por lo que firmó un acuerdo con la compañía automotriz Mitsubishi por el que recibirá 200 vehículos eléctricos a principios del año 2012. Este convenio, apoyado por el Gobierno de Japón,  forma parte del plan Movilidad de Cero Emisiones para Todos (ZeM2All, por sus siglas en inglés).

Comprobar viabilidad y eficiencia

El objetivo del proyecto es estudiar la viabilidad y eficacia de estos coches y conocer su operatividad diaria, con objeto de saber si son funcionales. La alcaldía pondrá a disposición el alquiler de los vehículos, mientras que Mitsubishi se encargará del seguimiento de consumo, recorridos y recargas que realicen, para conocer su viabilidad.En un principio el proyecto se desarrollará en Málaga capital, pero ya se evalúan planes para incluir a otros municipios en el uso de vehículos eléctricos. Según este plan, los 200 coches estarán a disposición de cualquier persona por alquiler.

Características de los vehículos

Cada vehículo cuenta con una autonomía aproximada de 180 kilómetros, según la empresa automotora japonesa, y el precio por coche ronda los 29.000 euros.
Para ello está previsto instalar 236 puntos de recarga (220 de ellos normales y otros 16 rápidos), que se ubicarán en distintos puntos claves de la ciudad que aún están por determinar.
Con esta iniciativa Málaga da otro paso adelante para convertirse en municipio sostenible, pues en marzo pasado ya se iniciaron trámites para la llegada de una flota de vehículos eléctricos. A esta iniciativa hay que unir el plan de la municipalidad malagueña por impulsar los desplazamientos en bicicleta y transporte público, como otra de las formas de reducir las emisiones de CO2 y ser un municipio más respetuoso con el medio ambiente.