Contaminación en las ciudades por chatarra

El transporte terrestre es uno de los mayores responsables de la contaminación ambiental. Las emisiones de dióxido de carbono y otros gases nocivos que los vehículos liberan son los peores enemigos de la atmósfera. Estas emisiones son las causantes del efecto invernadero y el cambio climático.

Además de la contaminación ambiental producida por los automóviles, existe otro factor contaminante originado por los automóviles: la chatarra. Los vehículos no presentan materiales reutilizables y no se otorga ningún tipo de tratamiento a esta basura generada por las unidades que ya no se utilizan.

chatarra contaminación

Desafortunadamente, todas las ciudades poseen lugares específicos donde se arrojan cantidades enormes de chatarra. En Bolivia, el responsable de Calidad Ambiental del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz explica que muchos de los automóviles que se encuentran en estos depósitos fueron incautados por cuestiones legales o presentan algún problema similar.

Depósitos de chatarra: grandes puntos de contaminación

De esta manera, los depósitos de chatarra se convierten en un punto de contaminación muy importante. Además, no sólo se encuentran los vehículos detenidos sino también los automóviles desmantelados que no reciben ningún tipo de tratamiento, generando así grandes cantidades de basura contaminante.

Estos espacios de detención y chatarra son, generalmente, propiedad privada. Por este motivo las instituciones del gobierno municipal no tienen la posibilidad de intervenir en estos lugares. No obstante, será necesario aplicar alguna medida que pueda controlar y supervisar esta actividad.

La principal causa de contaminación es la exposición que esta chatarra tiene y la cantidad de años que lleva allí. Estos restos de automóviles se oxidan y dañan la tierra. Lo mismo sucede si esta chatarra oxidada tiene contacto con el agua. Cuando esta chatarra comienza su proceso de oxidación, se forman partículas de plomo y mercurio y tardan cientos de años en descomponerse.

Chatarra y contaminación en el mundo

Lamentablemente, las cantidades de chatarra que se producen en el mundo son extremadamente elevadas y aún no existe ningún tratamiento para este problema. Sólo un 43% de la chatarra es reciclada de los casi mil millones de toneladas producidas cada año.

Reciclar la chatarra colabora en evitar que la contaminación empeore y se previene el envenenamiento del agua por el contacto con alguno de los metales oxidados.