Rinspeed microMAX: El futuro del transporte público

Los taxis del futuro

Ya se habían mencionado algunos argumentos a favor de la utilización del transporte público para el beneficio de nuestro planeta y de la humanidad entera, pero lo que no se sabe es que se puede todavía cuidar más al planeta gracias a los transportes públicos eléctricos o híbridos.

Leer más…

Alquiler de automóviles eléctricos en París

En París ya se inauguró un sistema de alquiler de automóviles eléctricos gracias a un proyecto del Ayuntamiento de dicha ciudad. El objetivo es reducir la cantidad de automóviles circulando por las calles de París y en consecuencia, disminuir la contaminación y los embotellamientos.

Se dispusieron 250 estaciones distribuidas por toda la ciudad para poder alquilar uno de estos vehículos eléctricos. Además, es posible devolverlos en cualquier punto habilitado de los alrededores ya que se instalaron estaciones en 44 municipios vecinos a París.


Alquiler de los vehículos eléctricos

Para quienes deseen alquilar uno de estos automóviles sólo necesitan abonar un valor proporcional al tiempo que lo alquilará. Este costo está entre los cuatro y ocho euros por cada media hora aproximadamente. Por otro lado, es posible alquilarlos por tiempos prolongados. Por ejemplo, el abono anual para alquilar un vehículo eléctrico ronda los 144 euros mientras que un abono semanal cuesta alrededor de 15 euros. Para el alquiler diario el precio es de unos 10 euros aproximadamente.

Alcances del nuevo sistema de alquiler

Según el alcalde de París este sistema sin dudas logrará mejorar la calidad de vida ciudadana. No esperan que logre el mismo éxito que las bicicletas Velib que ya posee más de 150.000 usuarios. El objetivo es reducir en cinco los vehículos particulares de combustión.

Se prevé a medio plazo que se utilicen alrededor de 22.000 automóviles menos por las calles parisienses gracias a este nuevo sistema de transporte público.

La empresa Vincent Bolloré espera dentro de algunos años se abonen aproximadamente 80.000 usuarios con la única condición de que cada uno utilice el vehículo al menos dos veces por semana. Actualmente hay en servicio activo de 75 estaciones con una flota de 250 vehículos. Se estima en dos años se logre alcanzar 3.500 automóviles en uso en la ciudad de París.

 

 

Transporte ecológico: la mejor opción

Es de común conocimiento que el transporte terrestre es el culpable de gran parte de las emisiones de gases como el dióxido de carbono. Dicho gas, es el responsable del famoso efecto invernadero. Existen muchas alternativas para evitar el transporte contaminante y reducir este impacto tan perjudicial para el medio ambiente que tienen los vehículos.

Según informes del Departamento de Energía de los Estados Unidos, si una persona conduce dos días menos por semana, podría disminuir el consumo de gasolina. Además, evitaría la emisión de más de 2.500 libras de dióxido de carbono durante un año.

Alternativas al vehículo personal

Una de las opciones para evitar el uso del automóvil es utilizar transporte público o compartir un viaje con otra persona, familiar o amigo. Aunque parezca poco, puede colaborar en gran medida si todos tomasen estas decisiones. En muchas ciudades, esta medida ya se ha instalado y cada vez más son las personas que contratan servicios de automóviles que transportan varios pasajeros por una tarifa accesible.

La bicicleta y las caminatas, no sólo no contaminan y no tienen costos económicos, sino también son beneficiosas para la salud.

Vehículos de menor consumo

Para aquellos que estén en la búsqueda de un nuevo automóvil, actualmente existen en el mercado modelos que consumen poco combustible. La industria automotriz ha cambiado su escala de valores con respecto al cuidado del medio ambiente y se encuentra en pleno desarrollo de vehículos ecológicos.

Entre estos modelos, existen los híbridos que combinan un motor térmico con un motor eléctrico. Estos modelos son verdaderamente potentes y no emiten una cantidad de gases importante. Por otro lado, los vehículos eléctricos son aquellos completamente eléctricos que deben recargarse para poder funcionar. En algunas ciudades ya se instalaron puntos de recarga gratuitos para estos modelos. Cabe destacar, que en muchos sitios los automóviles que no contaminen son eximidos de determinados impuestos y poseen beneficios como aparcamiento gratuito, entre otros. De esta manera, se promueve la compra de transporte ecológico.