El Tren Ecológico de la Selva en Argentina

Si andas de paseo por Argentina (o tienes planes de hacerlo) y todavía no conoces el Tren Ecológico de la Selva en la provincia litoraleña de Misiones, hoy en Conducción Eficiente, te lo presentamos.

Un recorrido por la Selva misionera

Inaugurado en el año 1907, este pintoresco vehículo turístico es llamado “Tren Ecológico” por su bajo impacto en la naturaleza y por permitir, además, una mejor contemplación del paisaje. Cuenta con una locomotora a gas que fue fabricada en Inglaterra y en plena selva misionera bordea el Río Iguazú, recorriendo un paisaje de llanos y cuchillas, hasta llegar a los saltos donde se puede disfrutar de uno de los espectáculos más imponentes del mundo: las Cataratas del Iguazú.

Ideado exclusivamente para este parque natural, el diseño tiene en cuenta las características especiales del clima y la frondosa naturaleza que lo rodea. Este tren cuenta con pequeños vagones  abiertos con el fin de que los viajantes tomen contacto directo con el medio ambiente y vivan la experiencia de un grato paseo en medio de la selva, percibiendo loas aromas, los sonidos del monte y las variables climáticas propias de la región. La capacidad de cada vagón se limita a 50 pasajeros; esto permite también, evitar accidentes con los animales que habitan el lugar.

Tren Ecológico

El Tren Ecológico de la Selva que  se utiliza dentro del Parque Nacional Iguazú como transporte alternativo es impulsado a gas licuado, cuenta con  aceite biodegradable, sistema de lavado de motores y un minucioso mantenimiento de sus vías para generar así un menor impacto ambiental que los trenes de combustión clásicos.

El recorrido es de 10 km y cuenta con 3 paradas; la velocidad alcanzada por el tren es de 20 km/h y como curiosidad podemos contar que el trazado de las vías utilizó los viejos caminos y respetó los ejemplares de árboles más grandes y antiguos.