Honda Jazz Hybrid

Retrasada su llegada por el terremoto de Japón, finalmente el Honda Jazz Hybrid estará disponible en España en octubre a un valor de 17.900 euros. Será el primer utilitario con mecánica híbrida, pero llega con un precio poco competitivo.

Exterior

Exteriormente el Honda Jazz Hybrid recibe ligeros cambios que afectan principalmente a los faros que tienen un toque azulado (con un toque rojo en las versiones convencionales), los paragolpes y la parrilla central. La empresa japonesa asegura que los cambios realizados en los paragolpes cumplen una función aerodinámica, para generar menos turbulencias en la parte trasera.

Interior

Interiormente el Honda Jazz 2011 recibe pequeñas modificaciones, por ejemplo, se ha cambiado el mando del aire acondicionado para que sea de lectura más fácil. Los materiales empleados son ahora más oscuros, y parecen de mejor calidad. El interior del Honda Jazz destaca más por la calidad del ajuste que por la calidad de los materiales. Sirva de ejemplo el sonido que hacen las puertas al cerrarse, propio de un coche de un precio superior, o la solidez al tacto de las palancas ancladas en la columna de la dirección. Inclusive hay pequeños cromados que consiguen que parezca que el habitáculo está trabajado.

Gracias al sistema Honda Magic Seats podremos configurar la posición de todos los asientos para obtener una mayor capacidad de carga, o para introducir objetos que debido a sus dimensiones, en principio no podríamos transportar. Es así que en el Honda Jazz Hybrid tendremos una capacidad de carga de 303 litros.

Propulsión híbrida

En esta versión híbrida se incluye toda la información relativa al sistema de propulsión híbrida IMA (Integrated Motor Assist), que incluye una aguja que nos índica la dirección del flujo de energía (si estamos cargando las baterías o usándolas para alimentar el motor eléctrico). Además todas las pantallas del interior lucen un azul eléctrico. Como ya es habitual en otras versiones híbridas de Honda, la iluminación del salpicadero se tornará azul si conducimos de manera poco eficiente, y verde si es al contrario. Esta función se engloba dentro del sistema de ayuda a la conducción eficiente Eco Assist.

Porsche y sus motores híbridos

El desarrollo de un motor híbrido, que conlleva un menor consumo de combustible y una reducción de emisiones contaminantes, son prioridad para la compañía de Stuttgart. Mediante la combinación de un motor de combustión y un motor eléctrico se puede reducir significativamente el consumo, para ello han concebido el híbrido Parallel-Full.

Objetivos

El híbrido Parallel-Full fue incorporado por Porsche en el Cayenne con motor V6.  El objetivo es que el Cayenne S Hybrid consuma menos de 9 litros cada 100 kilómetros y que las emisiones de CO2 sean de menos de 210 g/km. También tienen proyectado incorporar este propulsor híbrido en su modelo Panamera.
Todos estos cambios se producen en el momento en que la Unión Europea se pone más estricta con respecto a las emisiones y Porsche se ha fijado como objetivo reducir sus emisiones de CO2 de 255 g/km a 216 en cinco años y consideran que ello será posible con la utilización de motores híbridos.

Baterías

Porsche utiliza en el Cayenne S Hybrid una batería de níquel metalhidruro que no requiere mantenimiento. El acumulador almacena la energía generada durante la marcha. Así, por ejemplo, por cada 100 km de trayecto de conducción se puede generar por recuperación la energía de 1 litro de combustible.

Si bien la compañía pretende electrificar todos sus modelos considera que esta tecnología no resulta acorde con la filosofía de la gama Porsche 911, ya que habría que tener en cuenta el peso extra que supondría la inclusión de las baterías y las dificultades de su disposición para mantener el clásico reparto de pesos del deportivo.
La empresa alemana también explorará el uso de motores turbo de cuatro cilindros, además del peso del vehículo y todo lo referente a la aerodinámica para mejorar mucho más la eficiencia.

Extremadura pone en marcha un importante plan ecológico

Los objetivos

El objetivo es promover proyectos de movilidad sostenible en todas las ciudades con una población mayor a los 20.000 habitantes, acompañados de campañas destinadas a que los ciudadanos conozcan las ventajas de utilizar vehículos eléctricos o híbridos.

La finalidad es que en el año 2015 en la comunidad pueda haber transitando 5.000 vehículos de este tipo, según lo anunció José Luis Navarro, Consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, con lo cual se estaría en la necesidad de instalar distintos puntos de recarga por toda la región.

Para lograr esto las empresas eléctricas Iberdrola y Endesa han suscripto sendos convenios con la Junta de Extremadura para la instalación de puntos de recargas, a las que se denomina “electrolineras”, en distintas zonas públicas.

Según estudios realizados recorrer 100 kilómetros con un coche eléctrico demandaría un gasto promedio de entre 1 y 3 euros contras los 9 euros de vehículos impulsados por combustibles fósiles, y esto sin contar la importante baja de la contaminación al reducirse la emisión de gases.

Incentivos fiscales

También se estudian otorgar a los usuarios de vehículos eléctricos algunos incentivos, entre los que podemos mencionar en la de delimitar zonas exclusivas de circulación y estacionamiento, y planes de incentivos económicos y fiscales para los que opten por comprar alguno de estos vehículos híbridos.

El 5 de enero de 2011 el Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó el Decreto 227/2010, que modifica uno anterior del año 2009, en la que se dispone otorgar subvenciones para la compra de vehículos eléctricos o híbridos con bajas emisiones de CO2 y que según el tipo de vehículo podría llegar hasta los 3.000 euros, y cabe destacar que entre los vehículos a subvencionar también se incluyen motos eléctricas y vehículos impulsados a gas.