Las nuevas formas de eco-conducir

Para aquellos preocupados por el medio ambiente, existen algunas técnicas de conducción que permiten reducir los costos del combustible y colaborar con la ecología y el cuidado ambiental.

Muchos hoy están interesados en reducir la contaminación. La ecología ha tomado un carácter  de última moda. Sin embargo, pocos se interesan en el tráfico, que el mayor causante de emisiones de dióxido de carbono. Estas emisiones son las que provocan el efecto invernadero y a su vez el cambio climático.

 

Consejos para utilizar el vehículo correctamente

Reducir el uso del aire acondicionado es fundamental para disminuir el gasto de combustible. Por otra parte, una adecuada puesta a punto podría ayudar a que el automóvil consuma hasta un diez por ciento menos de combustible.

Es recomendable realizar las verificaciones necesarias de los neumáticos. Controlar frecuentemente la presión que generan y los desgastes que puedan tener. Finalmente, es muy importante evitar arrojar residuos por las ventanillas. Esto no sólo es contaminante, sino que podría ser peligroso para otros conductores que transiten la misma calle.

Recomendaciones para llevar a cabo la eco-conducción

Es importante no acelerar cuando ponemos en marcha el vehículo. Cuando el motor está frío, requiere de mucha más energía para funcionar. Por este motivo, si se fuerza la velocidad al momento de arrancar, consumirá el doble de combustible. Para cambiar de marcha, las revoluciones correctas son entre 2.000 y 2.500 en el caso de automóviles a gasolina y 2.000 para automóviles diesel. Mediante estos cambios rápidos de marcha podría reducirse el consumo favorablemente.

Conduciendo con marchas más bien largas y a bajas revoluciones puede lograrse un consumo verdaderamente bajo. Intentar predecir la carretera es fundamental para evitar las frenadas por tiempos prolongados.

Ventajas de la eco-conducción

Gracias a estos consejos pueden obtenerse muchos beneficios como el ahorro de carburantes y la disminución de la contaminación ambiental y acústica. Es posible reducir hasta en un quince por ciento las emisiones de gases. Además, de esta manera se colabora con la seguridad vial disminuyendo la posibilidad de accidentes de tránsito.