Tecnologías y carburantes alternativos para reducir la contaminación

La urgencia por reducir la contaminación y reducir los gases causantes del efecto invernadero ha generado que varios organismos internacionales presenten medidas para que las industrias automotrices realicen los cambios necesarios para colaborar en esta cuestión.

En estos últimos años, las marcas más reconocidas como Renault, Opel y Toyota han desarrollado tecnologías más amigables con el medio ambiente.

En Europa este tipo de tecnologías son fuertemente promocionadas, a pesar de que especialistas asegura que sólo contaminan menos, pero no son verdaderamente ecológicas.

Consumo de combustible en los vehículos

Para que un automóvil sea considerado ecológico deberá cumplir con ciertas cuestiones. En primer lugar, deberá estar fabricado en una empresa certificada ISO 14001 emitido por la Organización Internacional de la Normalización. De esta manera puede constatarse el progreso empleado en la fabricación del automóvil para reducir la contaminación ambiental. En segundo lugar, para que un vehículo sea considerado ecológico sus emisiones deben ser menores a 140 gr/Km, o funcionar con biocombustibles. Finalmente, sus materiales plásticos deben provenir del reciclaje al menos en un 5%, y el resto debe ser reutilizable para la construcción de otros vehículos.

Tecnologías que colaboran en la creación de vehículos ecológicos

Para alcanzar todas las normas impuestas para que un vehículo sea verdaderamente ecológico, se están elaborando otras tecnologías y carburantes. Por ejemplo, la tecnología Downsizing busca disminuir la cilindrada en litros de un vehículo y maximizar su potencia. De esta forma, se consumo es menor y en consecuencia, menos contaminante.

Por otra parte, los biocombustibles, como es el caso del bioetanol y el biodiesel son las principales alternativas a los combustibles convencionales. Los carburantes de origen fósil son más contaminantes que aquellos derivados del petróleo. No obstante, los biocombustibles de origen vegetal emiten muchas menos emisiones. De todas maneras, los vegetales empleados como combustible no logran absorber igual cantidad de dióxido de carbono que emiten cuando son carburados por un automóvil. Es por esto, que aún sería considerablemente contaminante.

 

Un nuevo avance en la industria automotriz: los nanomateriales

La nanotecnología ya está entre nosotros y los beneficios que nos aportará serán increíbles, al grado que muchos la consideran como una nueva revolución industrial. Recordemos que la nanotecnología es la manipulación de los materiales a escala nanométrica, es decir a escalas infinitamente microscópicas.

Entre otras cosas, pronto podremos encontrar llantas antirderrapantes, pinturas y recubrimientos automotrices a prueba de rayaduras, cristales impermeables o a los que no se le forme vaho. Especialmente la industria automotriz y la aeronáutica serán de las más beneficiadas con todos estos descubrimientos.

Empresas Automotrices que utilizan la nanotecnología

Mencionemos el caso de algunas empresas que ya están trabajando en el uso de la nanotecnología:

Toyota

Toyota creó hace más de 10 años un compuesto hecho a base de nylon y nanoarcillas en las bandas de engranaje y distribución de varios vehículos, con lo que logró una mayor estabilidad y resistencia a las altas temperaturas. Esta empresa es de las que llevan la vanguardia en este campo.

GM

La empresa General Motors también ha probado a usar materiales de nanotecnología. En el año 2002 utilizó para las camionetas Safari y Chevrolet Astra compuestos de nanoarcillas y termoplásticos, con lo que consiguió reducir el peso de estos automóviles.

Volkswagen

Por su parte la firma Volkswagen ya se encuentra trabajando en el desarrollo de materiales capaces de evitar el polvo tanto en interiores como en exteriores de vehículos además busca crear ventanas y espejos que no se empañen en épocas de lluvia.

Aplicaciones de la nanotecnología a la industria automotriz

Son dos los temas en los que están abocadas las empresas: brindar mayor seguridad a los usuarios y al mismo tiempo un mejor confort. Y en ambos rubros habrá avances ya que al producirse materiales más inteligentes habrá menores accidentes y al mismo tiempo los componentes serán más afines con el medio; ambas cosas repercutirán en un costo menor para el consumidor final.

Para los usuarios será muy agradable encontrarse con vehículos que se adapten a sus necesidades, como sistemas de iluminación que alumbren donde se necesite, control de temperatura inteligente, detector de situaciones de riesgo, faros inteligentes, etc.

Así que todas estas innovaciones se irán incorporando poco a poco a nuestra vida diaria.